La era del community manager

En una época en que encontrar trabajo es complicado en la mayoría de sectores, los community managers parece que no lo tengan tan difícil para abrirse camino en el mundo laboral. Su figura está muy en boga en nuestro país, y cada vez más empresas que la han incorporado como una pieza clave o tienen previsto hacerlo.

Este momento de impasse de abrir las empresas en las redes sociales sin reservas ni complejos, a Estados Unidos hace tiempo que está superado. Allí el community manager está tan implantado en el seno de los equipos de trabajo que ha permitido alcanzar un punto de madurez muy superior: su figura ya se ha convertido en algo transversal, hasta el punto que de nuevo ha dejado de ser necesario este perfil especializado. Ahora hay suficiente gente en la empresa, y sobre todo en el departamento de Comunicación y Marketing, capaz de interactuar con garantías y con total normalidad en nombre de la empresa en las redes.

Pero nosotros estamos en el punto que estamos. Empezando. Y definiendo las cualidades que debe tener un buen especialista en social media, entre las que formación y experiencia en redacción, preferiblemente en el campo del periodismo y las relaciones públicas; capacidad para analizar y optimizar, creando contenidos y ofreciendo respuestas rápidas y resolutivas; conexión constante en el mundo social, más allá del horario de oficina; unas ganas incansables y apasionadas por la compañía donde trabajan; saber pensar a corto y a largo plazo.

«Los 5 rasgos que deberia tener un community manager». Marketingdirecto.com