¿Es arriesgado beber Red Bull?

La bebida que da «alas» y que ha hecho volar este fin de semana el austriaco Felix Baumgartner (el hombre que ha conseguido romper la barrera del sonido al lanzarse desde 39.000 metros de altura) ha sabido buscar, adoptar y consolidar un nicho de mercado que a estas alturas nadie discute que le pertenece y que está muy alineado con su posicionamiento: el de los deportistas de riesgo. Junto con el patrocinio de deportistas que hacen de la adrenalina y las circunstancias extremas su pan de cada día (saltadores, pilotos de fórmula 1, pilotos de moto cross, esquiadores, etc), la famosa compañía de bebidas energéticas consolida día a día su estrategia de marketing, generando expectación a cada paso. Basta visitar la web de Red Bull para darse cuenta de que cada día, cada semana, hay nuevos acontecimientos relacionados con este tipo de deportes extremos.

El eco mundial del salto de Felix Baumgartner ha establecido un precedente en el campo del patrocinio, con cifras de récord en sí mismas. Desde el primer día en que estaba previsto el salto (que se tuvo que suspender varias veces) hasta este domingo, la página web www.redbullstratos.com, creada especialmente con motivo del salto del deportista desde la estratosfera, ha recibido millones de visitas, y los hashtags #FelixBaumgartner #RedBullStratos y #stratos, entre otros, han sido tendencia en Barcelona, en el estado y en el mundo en varias ocasiones. Todo un mérito, teniendo en cuenta lo poco habitual es que en Twitter haya hashtags «no patrocinados» de marcas. Las complicidades que ha tenido Red Bull no se quedan en las redes sociales: más de 40 canales de 50 países han retransmitido los saltos y Youtube también lo ha emitido en directo.

Pero además, los reiterados aplazamientos del salto por motivos meteorológicos han hecho que finalmente el evento se celebrara un domingo, en horario de máxima audiencia, y curiosamente el mismo día que el piloto de Red Bull F1 Sebastian Vettel arrebataba el liderazgo del mundial a Fernando Alonso.

Una jugada maestra que seguramente ha hecho que muchos de nosotros acabáramos el fin de semana soñando con esta bebida dulce y vigorizante, en teoría la mejor aliada para afrontar la semana que comienza y para saltar desde la estratosfera cuando se decide.