Design (+ Business) thinking

La afirmación de que la manera de entender los negocios hoy no tiene nada que ver con la de hace diez años no sorprende a nadie. Pero es que también diverge de cómo los enfocàvem el año pasado, hace un par de meses o, incluso, antes de ayer. Una sociedad tan cambiante como el actual afecta profundamente su percepción y diseño, y hace que el concepto clásico de las escuelas de negocios y diseño haya quedado obsoleto. Durante mucho tiempo, unas y otras han obviado la necesidad de interrelación de sus doctrinas y ahora, por fin, han empezado a descubrir sus puntos en común.

Este cambio de tendencia que se está percibiendo nos lleva a la creación de un mix que seguro servirá para ayudar a muchas empresas en su constante transformación. Conceptualmente estamos evolucionando del plan de negocio al modelo flexible de negocio. Llevado al extremo, este nuevo enfoque toma forma en la corriente de emprendimiento Who Needs a Business Plan?, que considera que el ciclo de vida del plan de negocio termina en el momento de visitar el primer cliente.

La clave de este modelo flexible vuelve a ser la famosa innovación, que muchas empresas sólo toma cuerpo en épocas de crisis, cuando se hace patente que su modelo de negocio está obsoleto. La idea de que la innovación es la solución al estado de crisis crónica actual es una constante, pero a veces puede llevar a equívocos.

En este sentido encontramos más que recomendable el documental » Design the new business«, un proyecto que quiere demostrar cómo el diseño ha adquirido un papel muy relevante en el diseño de los nuevos negocios. Partiendo del punto de vista de diferentes profesionales de la innovación, por un lado plantea la necesidad vital que las empresas dispongan de innovadores y ejecutores (ver el post: Innovadores y ejecutores, un tándem perfecto ) y por el otro pone de manifiesto un problema clave para la mayoría de las empresas que apuestan por innovar de forma continuada: donde debe situarse la fase de innovación dentro del proceso global de la compañía? quien debe formar parte? cuál debe ser el sistema de comunicación que facilitará su éxito?

Más allá de aspirar a convertirse en un manual o guía de la innovación, el documental nos propone un ejercicio de crítica y debate y nos pide que planteamos y buscamos respuesta a la retahíla de preguntas que su hilo conductor nos provoca de forma continuada . Una reafirmación de la frase con la que uno de los protagonistas describe su trabajo en el proceso de innovación: «Undestanding what the people try to say.»